#Islandia: La estimulante experiencia de caminar sobre un glaciar (2/5)

 

Segunda de cinco jornadas de viaje. Para leer la primera jornada, haz clic aquí.

Islandia es una isla cubierta por glaciares. Más del 10% del país está compuesto por ellos. Inmensos bloques de hielo blanco con reflejos azules, espolvoreados por arena negra. Al observarlos de cerca, uno se siente que está en otro planeta. Cuando leí sobre los glaciares antes de llegar al país, supe que si tuviera que escoger solamente una actividad en Islandia, sin pensarlo sería hacer una caminata/trekking en uno de estos bloques de hielo colosales. Mi deseo se hizo realidad el día de hoy, al visitar el glaciar Sólheimajökull.

Comenzando el día: Vik y sus arenas negras

Por la mañana, camino al glaciar Sólheimajökull, paramos en el pequeño pueblo de Vik. La atracción principal son sus playas de arena negra y formaciones rocosas. Vik es el poblado que se encuentra más al sur de la isla, y dicen que es un lugar nostálgico, en donde siempre se debe de cargar con un paraguas ya que la lluvia agarra desprevenido al viajero.

IMG_8603
Las playas de arena negra de Vik. Fotografía por Andrea Arzaba

Lo más interesante de las oscuras rocas es que los islandeses explican dichas formaciones, de más de 50 metros de altura, por medio de la mitología escandinava. Los Reynisdrangur (como les llaman a las rocas) dicen que son trolls que se convirtieron en piedra al contacto con la luz del sol.

IMG_8605
Formaciones rocosas de Vik. Fotografía por Andrea Arzaba
IMG_8597
Caminando por las playas de Vik. Fotografía por Andrea Arzaba
IMG_8604
Dice la leyenda que los “trolls” de Vik se convirtieron en piedra al ver la luz del sol.

 

Estuvimos explorando y caminando alrededor en estas oscuras playas por alrededor de una hora, para después continuar nuestro viaje a la esperada caminata en el hielo islandés.

La gran aventura: caminar en un glaciar islandés

El glaciar Sólheimajökull queda alrededor de 45 minutos de Vik en auto. El paisaje en la carretera es entretenido: inmensas montañas verdes con ovejas regordetas y caballos de pelaje largo y sedoso pastando en todas ellas. Muy pintoresco. En el camino también uno se encuentra con algunas diminutas casas que parecen de La Comarca, como si fueran habitadas por Hobbits. Esto se debe a que están cubiertas de musgo para mantenerlas aisladas y protegidas del clima helado.

Llegamos al estacionamiento del glaciar, y ahí nos vio el equipo de guias de Arctic Adventures. Ellos nos proporcionaron el equipo adecuado para caminar en el glaciar (crampones para que nuestros zapatos se aferraran mejor al hielo, cascos, y arneses de escalada por seguridad). La compañía ofrece renta de zapatos y ropa impermeable en caso de que se requiera, pero tuvimos suerte ya que el clima estaba bastante agradable, por lo que no necesitamos ropa especial. La compañía también asigna a un guía, que nos iba mostrando el camino en el hielo al hacer el trekking.

La caminata comenzó a las dos de la tarde, y duró alrededor de tres horas. Mis partes favoritas fueron las siguientes:

  • Al inicio, cuando se está en la base del glaciar. Te preguntas: ¿De verdad podré lograrlo? El corazón salta, y la emoción le gana a la mente. Ya estás ahí, debes intentarlo. No hay vuelta atrás.
  • Después de algunas horas de caminata, al llegar a un punto bastante alto del glaciar, bebimos agua que corría por el hielo. A mí me pareció deliciosa, incluso dulce. Algunas personas llevaron sus botellas de agua vacías, y las llenaron de este delicioso elixir helado.
  • Ir caminando en el glaciar significa también estar consciente  del momento presente. En mi caso, los contrastes del blanco del hielo con el negro de la arena, el viento helado en mi rostro, los crampones enterrándose en el hielo y la majestuosidad de las montañas alrededor del glaciar me hacían sentirme viva. Una sensación que me es incluso difícil ponerla en palabras.
  • Al terminar, cuando vas bajando del glaciar, con el rostro en alto y una sonrisa de oreja a oreja, te das cuenta de que lo lograste, y que sin duda alguna lo volverías a hacer.

 

IMG_8609
El majestuoso glaciar Sólheimajökull. Fotografía por Andrea Arzaba
IMG_8608
Recorrido por el glaciar Sólheimajökull. Fotografía por Andrea Arzaba
IMG_8606
Molino glaciar en Sólheimajökull. Fotografía por Andrea Arzaba

Si visitas Islandia, vale la pena hacer un recorrido en uno de los tantos glaciares de la isla.

¿Conoces Islandia? ¿Y si no… te llama la atencion conocer esta isla? Escribe tus comentarios abajo de este post.

Sjáumst á morgun!

Andrea

Advertisements

One thought on “#Islandia: La estimulante experiencia de caminar sobre un glaciar (2/5)

  1. Están lindas las fotos y las descripciones bastante detalladas. Parece por lo que dices que la isla es algo nostálgico o hasta triste. Cómo que no se ve mucho sol en las fotos y no es como una isla en el Caribe que es full sol con colores bien brillantes. Que sensación te daba estar allí? Te sentías feliz de la vida? Pensativa? Triste? Y cómo te parecía la gente? Está feliz? Son como los mexicanos? O más reservados? Se me hace que el clima debe impactar en su forma de ser, no?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s