Mateando en el Uruguay

El día que llegué al “paisito”

Bajé del autobús y me percaté del cansancio que sentía en el cuerpo. Necesitaba parar por unos instantes, por lo que decidí sentarme en una banca. Respiré el aire de un país desconocido para mí. ¿Qué si estaba emocionada? Claro, sentía la adrenalina hasta en las pestañas. Se cumplía mi deseo de conocer al que llaman el “paisito” del cono sur. Al mirar a mi alrededor, observé a un hombre con un gorro leyendo un periódico, una mujer con un letrero esperando a algún pasajero, una joven sentada frente a mi, con una gran maleta rosada. Todos ellos con algo en común: cargaban un termo grande bajo el brazo. De pronto, me di cuenta que muchas otras personas que pasaban también abrazaban a sus acompañantes metálicos o plásticos.

¿Pero qué llevan en ese envase? Mi curiosidad me llevó a preguntarle a una chica que se sentó a mi lado. Ella sonrió, quizás burlándose de mi ignorancia o de mi acento, y contestó que todos lo llevaban para preparar su mate. Sí, esa bebida tradicional que es una infusión de yerbas deshidratadas en un envase de madera, plástico, vidrio o de calabaza.

Vaya que la gente quiere tanto el mate, que no puede esperar a llegar a la casa o la oficina para agregar agua caliente a su yerba, pensé.

Aprendiendo la mateada

Días después, comentando mis observaciones sobre la fidelidad que los uruguayos sienten por su termo, una compañera del trabajo me comentó que: “así es como distingues a un uruguayo en el extranjero. Siempre trae su mate y su termo bajo el brazo”. Me dio risa en ese momento, pero vaya que es verdad. Ahora ya he escuchado varias historias de uruguayos que se reconocían en países lejanos, simplemente por llevar el termo a todos lados.

Es tanto el amor de algunos uruguayos por su fiel bebida acompañante, que la llevan hasta en el coche, el autobús e incluso al andar en la bicicleta, para servirlo cuando el semáforo se pone en rojo, y deleitar su paladar con un gran sorbo de la bebida.

No pasó mucho tiempo para que yo pudiera probar aquella bebida misteriosa. Cuatro días después de mi llegada me ofrecieron mi primer sorbo de mate. Me supo como te verde muy amargo. Lo acompañé de dulce de leche. Me gustó mucho. Claro que se burlaron de mi, diciendo que no sabía tomar el mate y que “parecía que estaba tomando un cocktail, por la delicadeza con la que daba mis sorbos”. Al pasar los días, aprendí a sostener el mate como cualquier otro paisano.

Curiosidades del mate

Desde que probé el mate puedo decir que me he hecho su amiga. No quiero decir amante (aún), pues no me hace falta llevar un termo al trabajo. Sin embargo, el adentrarme a la cultura matera ha sido un oasis cultural para mi. Me gusta tomar el mate cuando lo ofrecen mis amigos y compañeros de trabajo. También disfruto experimentar con las distintas “yerbas” e infusiones que se pueden colocar en el agua caliente. Es delicioso. Y también ya entiendo porque es tan difícil encontrar un lugar donde preparen una buena taza de café: casi todos toman mate, por lo que el café queda en segundo plano.

El mate es un pretexto perfecto para socializar con cualquiera. Incluso el hablar del mate, al tomar mate, se vuelve un tema de conversación que no tiene fin. He pasado más de una hora hablando de los orígenes, las costumbres, las yerbas y los dichos populares que conlleva el mate para los uruguayos, argentinos y algunos brasileños también.

Me encanta observar que el mate es una tradición compartida por todas las clases sociales. Es común ver a gente de cualquier barrio en Uruguay, siempre tomando y compartiendo mate. De igual manera, en el interior del país, ya sea en el campo o en la playa, la gente disfruta de una buena conversación al lado de su bebida caliente.

Para finalizar esta reflexión, los dejo con unas frases que me dieron mucha gracia, ya que el mate se encuentra muy arraigado a la cultura uruguaya y hay todo tipo de dichos que involucran a la bebida. Algunos de mis favoritos son: “más viejo que el agujero del mate” (se refiere a algo muy antiguo); “romperse el mate” (esfuerzo intelectual, a veces se utiliza la palabra “cabeza” en lugar de “mate”) y “al que revuelve el mate, se la tapa la bombilla”(básicamente significa que si le das muchas vueltas a una decisión, traerás más problemas a tu vida).

Yerba mate y el envase del mate

Yerba mate y el envase del mate

Mi amiga Rosmari preparando el mate, después de la cena

Mi amiga Rosmari preparando el mate, después de la cena

photo 2

Mateando a la uruguaya

¡Me encantaría saber sobre sus experiencias con el mate! Pueden dejarlas en los comentarios de este post.

Andrea Arzaba
22 de junio del 2015
Montevideo, Uruguay

25 thoughts on “Mateando en el Uruguay

  1. Pingback: Mateando en el Uruguay | Collin Schwantes

  2. Excelente descripción Andrea, tal vez ningun uruguayo lo podría hacer mejor. Gracias por honrar de alguna manera a nuestro querido mate.

  3. Probé mate, si bien es cierto que en versión argentina, nada menos que en Filipinas a comienzos de este año. Es parte del fascinante pequeño mundo que es Global Voices.
    Me gustó ese toque amargo, y entendí que es una costumbre que no se deja así nomás.

    • Qué fortuna! Bueno que los argentinos dicen que el mate es más amargo en Uruguay. Y los uruguayos se indignan porque los vecinos le ponen azucar jaja. A mi me parece fascinante como esta bebida es mucho más que una bebida, es un lindo pretexto para interactuar🙂

      Gracias Gaby!

    • el problema con los argentinos es que su yerba tiene mucho palo, eso hace que el mate pierda el sabor “se lave” y que en lugar de tomar mate tomas agua caliente, por eso le ponen azucar, pera que por lo menos tenga gusto a algo, los uruguayos cuando se nos lava el mate tiramos la yerba y ponemos nueva o “ensillamos” que es tirar la mitad de la yerba y poner un poco de yerba seca arriba de esta.

  4. Cuando vivia en Argentina, donde mas vi que tomaban mate era en los parques. En mi escuela internacional, no era algo muy comun pero en cuanto ibas a Recoletta, habia gente de todas edades con su mate. Mas que en Buenos Aires, lo vi en Barriloche.
    En Enero del 2009, tome una excurcion de 10 dias por las montan~as y nuestros guias siempre traian su matera. Esas man~anas frescas son las que me dejaron disfrutar el mate (algo que ya cuando volvia a la ciudad no pude hacer). Cuando Nahuel o sus compas saquaban la matera, sabiamos que ibamos a estar hablando de cosas muy interesantes.

    Lo chistoso es que como te paso a ti, yo vi mate en todas partes en Uruguay. El finde que fui a Montevideo, casi todo estaba cerrado, con poca gente en la ciudad pero cualquier persona que veia traia su termo. Me hace feliz que eso no haya cambiado
    ~Ana-Sofia

  5. Mi mate es mi fiel compañero, nadie como él me acompaña en las frías madrugadas de invierno en una desvencijada parada de ómnibus, o en las tardes tórridas de verano con los pies enterrados en alguna playa del Cabo Polonio. Nadie, sólo el, se quedó innumerables noches estudiando conmigo dándole fuerzas a mis ojos para que se mantuviesen abiertos , nadie me dio su amargo aliento cuando las despedidas eran aún mucho más amargas, ni me hizo ganar tantos amigos cuando las palabras no salían tan fácilmente pero un “querés un mate?” nunca es de rechazo.

  6. Buscando blogs para empezar el mío, encontré el tuyo. La idea es escribir las experiencias de viaje. El año pasado visite Brasil y conocí el mate brasileño, es mucho más fuerte que la yerba Argentina. Coincido con lo que dices de los compañeros charruas (uruguayos) conocí uruguayos con los cuales mantengo una amistad y siempre van con el termo bajo el brazo, como argentino me contagiaron esa costumbre.
    Un saludo desde Mar del plata, Argentina.
    Nahuel.

  7. Muchas veces solo la inocencia de una voz extranjera que se acerca a esta costumbre es capaz de captar con tan ardiente curiosidad su presencia en la vida diaria del pueblo Uruguayo. Gracias por el articulo, que interesante es poder leer acerca de esta bebida. 🙂

  8. Muy buen post a cerca del Uruguay y nuestro mate que compartimos con nuestros vecinos, y si es cuenta que muchas veces viviendo en tu pais no te das cuenta de un montón de cosas que en realidad estan a tu alrededor y yo te lo digo porque ahora estoy viviendo en USA

      • Aca en New York cerca de donde vivo en un Supermercado tenían pero de todas maneras yo me traje dos mates cuando vine de Uruguay por si acaso jaja.
        Y Yerba si se encuentra en varios lugares y a veces voy a comprar bizcochos y ya compro yerba en panadería La Uruguaya que esta aca en Queens.
        Y además te cuento, compro Yerba Canarias, la misma que compraba en Uruguay.
        Es que New York es muy multicultural, aca se encuentran artículos de todas partes del mundo.

  9. QUERIDA ANDREA, NUESTRO MATE ES, FUE Y SERA EL WATSAP, EL FACE EL SKIPE Y MUCHAS APLICACIONES MAS DE LOS GAUCHOS.

  10. Hola, me encantó tu artículo. Puedes encontrar en Facebook a Javier Ricca, que publicó un excelente libro sobre el mate y desde hace años se dedica a investigar esta tradición en todos sus aspectos.
    Saludos desde Montevideo

  11. Me alegro mucho que hayas disfrutado de tu estadía en nuestro hermoso “paisito” como lo llaman los extranjeros. Pero lo mas lindo de tomar un buen “amargo” (que es un mate recién hecho) es como vos viviste aquí, es la excusa perfecta para juntarse y disfrutar un buen rato para ponerse a charlar con tus amigos o compañeros de trabajo.
    El Uruguay tiene eso que la gente no sabe describir bien, que cuando vivís acá uno no se da cuenta de lo importante y hermoso que es nuestro Uruguay pero cuando te vas sentís un vacío en el estomago y una sensación instantánea de tristeza por partir.
    Pero en fin siempre hay lugar para un buen mate donde uno se encuentre para sentirse cerca de de nuestro Uruguay.
    Gracias por disfrutar y difundir un pedacito de nuestra cultura.
    Un abrazo y hasta la vuelta.

  12. dos notas acerca del mate
    1- En la película VIVEN, sobre la tragedia de Los Andes, hicieron una buena puesta en escena con muchos detalles uruguayos .. salvo un detalle: momentos antes del accidente, el copiloto le pasa un mate recién cebado al piloto, y éste lo revuelve con la bombilla cómo si fuera una cucharita en una taza de café .. SACRÍLEGO
    En el mate prima la Yerba, sólida, sobre el agua, por lo que no se puede revolver como un té .. y si igual lo revuelves, es una excelente manera de estropear y lavar el mate (a partir de ahí el resto de los mates cebados perderánel sabor a la yerba, pasando a ser solo agua fría) .. y seguramente la causa del accidente que vino inmediatamente después (por sacrílego)
    2- Dicho-chiste guarro popular: diálogo entre A y B
    A- ¿Qué hacemos, tomamos mate o cogemos?
    B- Y, yerba no hay…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s