Emprendedoras africanas comparten tres secretos para que logres tus objetivos profesionales

En una conferencia conocí a Beverley Agbakubai, una mujer nigeriana que tiene un hijo de doce años. Hace tres años, su hijo insistió que quería aprender a jugar futbol. Beverley comenzó a buscar clases, y se dio cuenta de que en su vecindario solo había una escuela que enseñaba a jugar el deporte, pero era demasiado costosa. Para resolver su problema, se le ocurrió juntar a otros amigos interesados en aprender a jugar, y contratar un instructor.

Meses después, ya tenía más de 100 niños queriendo unirse al grupo, por lo que comenzó el negocio que hoy tiene, la exitosa escuela de futbol: Little Tigers FC (Pequeños Tigres FC).

La demanda crecía, y su equipo de trabajo también. Beverley se dio cuenta que con el éxito, comentarios misóginos de sus conocidos comenzaron a llegar: “Algunos hombres me preguntaban por qué una mujer estaba interesada en hacer negocios relacionados al futbol. Muchos me decían que yo no podía liderar el negocio, porque las mujeres no sabemos de futbol”, revela Beverley.

Al igual que Beverley, conocí a otra emprendedora llamada Angela Mbride, una joven nigeriana que comenzó su negocio de derivados del coco para uso cosmético y alimenticio. Angela expresa que la idea de su emprendimiento surgió al observar a su abuela usando aceite de coco diariamente, en la cocina y en su cuidado personal. Angela confesó que cuando era universitaria, sentía que no tenía la suficiente confianza en sí misma para comenzar su proyecto. Al hablarlo con otras amigas, se dio cuenta que no era la única, por lo que decidió crear la red de empoderamiento de mujeres: The woman in me (La mujer en mi). Su grupo, el cual está en Facebook, tiene el objetivo de conectar a las mujeres para impulsar sus liderazgos, y compartir contenidos relevantes para apoyarse las unas a las otras.

Beverley y Angela son dos mujeres de 3.000 personas que forman parte del Programa de Emprendedores de la Fundación Tony Elumelu. La fundación tiene el objetivo de dar entrenamiento, mentoría y apoyo a 10.000 emprendedores de todos los países de África.

Asistí al Programa como la primer “media fellow” latinoamericana, y escuché decenas de historias inspiradoras de mujeres como las que he descrito en este artículo. A todas ellas les pedí un consejo que le darían a jóvenes líderes para que logren sus objetivos en los sectores públicos, privado, academia, o como emprendedoras. Los tres mensajes que se repitieron en las conversaciones fueron los siguientes:

Piensa en tu valor agregado: Se tu misma, y enfócate en lo que te hace diferente a los demás. Por ejemplo, si quieres ser líder en el sector público, de qué manera creativa o innovadora brindaras soluciones a las necesidades de las personas a las que representas. En las palabras de la propia Beverley: “si te enfocas en lo que sabes y en lo que te hace diferente, vas a brillar, lo que hará que tus acciones y tu sector también brille”.

Consigue un mentor: Un factor que se repetía en todas mis conversaciones era la importancia de tener un mentor. Alguien que sea exitoso(a) en el rubro que te interesa. Habla con ella o él de tus dudas profesionales, ya que seguramente tendrá algo valioso que decir debido a su experiencia.

Sé paciente: El camino al éxito no es un camino recto. Hay obstáculos, situaciones inesperadas que te harán incluso dudar que lo que estás haciendo es lo correcto. No te desesperes. Enfócate en tus objetivos, consúltalos con tu mentor o alguna persona de tu confianza que trabaje en el mismo rubro, y continúa. Veras la luz al final del túnel.

En África, como en América Latina, las mujeres son pilares de las económicas nacionales. Según el Banco Mundial, es África la región en donde más mujeres emprenden negocios, convirtiéndose en un importante, si no principal, sostén familiar. En Ghana, el 44% de las empresas es liderado por mujeres, seguido de un 41% en Rwanda.

Este año, la Fundación Tony Elumelu agrega una perspectiva de género a la selección de sus emprendedores. El 50% de los emprendedores fueron hombres, y el otro 50% mujeres. La CEO de la Fundación, Parminder Vir, asegura que buscan la equidad de género en sus alumnos ya que “la Fundación quiere inspirar y motivar a más emprendedoras a desarrollar sus ideas y comenzar sus negocios”. La Fundación también aspira a que con estos esfuerzos, habrá más emprendedoras africanas que servirán como modelo a seguir de otras mujeres en la región.

 
Beverley Agbakubai, emprendedora nigeriana que tiene una escuela de futbol en la ciudad de Lagos.

 

Angela Mbride, joven nigeriana que comenzó un negocio de derivados del coco proveniente de África, para uso alimenticio.

 

 

Kenza Bennis de Marruecos, emprendedora que se enfoca en la industria cosmetica.

 

Más de 3,000 emprendedores han sido beneficiados por la Fundación Tony Elumelu.

 

 

¿Qué otro consejo darías a las jóvenes emprendedoras para que logren sus objetivos profesionales?

Post originalmente publicado en la Red Prolid.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s